La gestión de las entidades públicas en Colombia ha llevado a cabo un proceso evolutivo en la búsqueda de brindar productos y servicios de manera eficiente y que a su vez, satisfaga las necesidades y expectativas de sus diferentes grupos de valor. En otras palabras, ha trabajado arduamente para que a través de diferentes modelos de gestión operativa y de control se logre la generación de valor público.

• ¡Descargue ya la guía Cómo planear y ejecutar un Plan Estratégico  Institucional!  •

En este sentido, dicha evolución y el aprendizaje continuo ha permitido crear un modelo que se convierte en el marco de referencia para dirigir, planear, ejecutar, hacer seguimiento, evaluar y controlar la gestión de las entidades públicas, el cual, es denominado Modelo Integrado de Planeación y Gestión

Ahora bien, para el desarrollo de este modelo, se implementaron 7 Dimensiones operativas las cuales, a través de las denominadas Políticas de Gestión y Desempeño identifican los elementos, instrumentos,  prácticas y procesos que permiten la generación de valor público y la satisfacción de los grupos de valor.

 

Dimensiones del Modelo Integrado

¿Cuáles son las dimensiones del Modelo Integrado de Planeación y Gestión?

Hay siete dimensiones del Modelo Integrado de Planeación y Gestión y cada una de ellas se desarrolla a través de múltiples políticas que miden su implementación por medio de diferentes instrumentos. Algunos de ellos son los denominados autodiagnósticos y el Formulario Único de Reportes y Avance de Gestión – FURAG, los cuales, con la ayuda de actividades a desarrollar por las entidades, resume  mediante indicadores y planes, el avance frente a la implementación de los lineamientos que son determinados, a su vez, por los rectores de política, quienes hacen parte de las entidades del sector público por indicadores.

A continuación, describiremos cada dimensión y sus objetivos principales:


     1. Talento Humano

El talento humano es el activo más importante de su organización y trabajar con servidores públicos capacitados, capaces, rigurosos y motivados es crucial para alcanzar los objetivos y obtener los resultados deseados.

Esta dimensión busca ofrecer a la entidad pública las herramientas para gestionar su talento humano de forma adecuada durante el ciclo de vida del servidor público (ingreso, desarrollo y retiro).

De acuerdo con el MIPG el talento humano debe: 

  • Vincularse por mérito propio y según la normatividad que regula los empleos públicos.
  • Tener un perfil idóneo para atender las prioridades estratégicas de la organización.
  • Conocer las políticas institucionales, el direccionamiento estratégico y la planeación de los procesos de operación.
  • Comprometerse con el cumplimiento de sus funciones y llevarlas a cabo con calidad, excelencia y siempre buscando mejorar.

    2. Direccionamiento estratégico

Esta dimensión busca dar los instrumentos necesarios para que las entidades públicas planeen su horizonte a corto, mediano y largo plazo y en consecuencia, prioricen los recursos, focalicen el talento humano y encaucen los procesos hacia los resultados.

Según el MIPG el direccionamiento estratégico debe:

  • Orientarse hacia el propósito de la entidad.
  • Tener definidas las responsabilidades y los roles.
  • Basarse en principios de integridad e igualdad.
  • Ser comunicado e interiorizado por todos los servidores públicos.
  • Tener metas estratégicas coherentes con las necesidades de los ciudadanos y con el propósito de la entidad.
  • Permitir las alianzas estratégicas y la articulación interinstitucional.

    3. Gestión con valores para resultados

La Gestión con valores para resultados permite identificar las necesidades de las entidades frente a la prestación de sus servicios. En este sentido, orienta las acciones al análisis hacia el interior de los procesos y de igual manera hacia sus grupos de valor, todo ello, enmarcado dentro de los lineamientos de integridad y la planificación desarrollada en la Dimensión de Direccionamiento Estratégico.

Los valores que soportan la gestión de una entidad son:

  • El trabajo por procesos que debe tener en cuenta los requisitos legales, las políticas internas de la entidad, los cambios del contexto y las necesidades de los ciudadanos.
  • El uso de las TIC para mejorar la comunicación con los ciudadanos y garantizar su fluidez.
  • El compromiso con la preservación del medio ambiente.
  • Trabajar por la simplificación y la eficiencia de los trámites para facilitar el acceso de los ciudadanos a sus derechos.
  • El cumplimiento de los parámetros de pertinencia y oportunidad de los procesos judiciales en los que intervenga la entidad.
  • La rendición de cuentas sobre la gestión. Promover la transparencia, la participación y la colaboración de los grupos de interés y de valor. 

    4. Evaluación de resultados

 Tener un registro claro y medible de los avances de la gestión y las metas alcanzadas es indispensable para mejorar de forma continua. La evaluación de los resultados debe:

  • Tener claro qué, cómo y en qué momento se medirá.
  • Hacer evaluaciones periódicas que permitan identificar si la entidad logró sus objetivos y metas en los tiempos previstos.
  • Que cada responsable de cada proyecto, plan, programa o estrategia pueda hacerles seguimiento.
  • Definir indicadores que permitan determinar el grado de avance o el cumplimiento de los objetivos.
  • Tener en cuenta la percepción de la ciudadanía midiendo sus impresiones.
  • Usar la información y los datos recopilados como pilar en la toma de decisiones.

    5. Información y comunicación

Una organización debe estar articulada internamente de forma eficiente para garantizar el éxito de la gestión. Una comunicación fluida entre los funcionarios públicos y de la institución con la ciudadanía hace que el ciclo de gestión funcione como un reloj. 

  • La información debe registrarse, almacenarse y comunicarse de forma eficiente.
  • La información debe estar registrada en un lenguaje accesible para ofrecerla a los ciudadanos en condiciones de tiempo, modo y lugar claras.
  • Se deben garantizar canales de comunicación apropiados para difundir la información sobre el direccionamiento estratégico, la planeación, los resultados y las políticas de la entidad.
  • Garantizar la conservación de la memoria institucional y la evidencia en la defensa jurídica de la entidad.

    6. Gestión del conocimiento

La gestión del conocimiento promueve la innovación y fortalece, transversalmente, a las otras dimensiones del modelo. El conocimiento que se produce al interior de una entidad es crucial para su evolución.

Según el MIPG la gestión del conocimiento debe:

  • Recopilar información de los productos generados por todo tipo de fuente.
  • Fomentar espacios de trabajo para el análisis de información y la generación de nuevo conocimiento. 
  • Generar alianzas estratégicas o grupos de investigación para revisar las experiencias y compartirlas con otros.

    7. Control interno

La Dimensión de control Interno, busca de manera articulada, controlar las actividades de gestión que se desarrollan a través de las 6 dimensiones anteriores, para lograr, mediante un aseguramiento razonable el cumplimiento de los objetivos institucionales. 

El sistema de control interno debe, según el MIPG:

  • Garantizar el cumplimiento de los estándares de conducta e integridad que direccionan el quehacer institucional.
  • Garantizar que existan niveles de responsabilidad y autoridad que faciliten la consecución de los objetivos institucionales.
  • Garantizar la alineación de los servidores públicos con los objetivos de la entidad.
  • Identificar potenciales riesgos y darles una gestión adecuada.
  • Garantizar que la información se comunique al interior de la entidad y a la ciudadanía.
  • Hacer auditorías que garanticen la calidad de la gestión.
    MIPG

El Modelo Integrado de Planeación y Gestión busca gestionar y controlar los aspectos más relevantes de la administración pública de manera consolidada y coherente, basados en la eficiencia de los recursos disponibles en las entidades y garantizando que se cumplan los derechos de los ciudadanos, los cuales son una parte integral de todo el modelo. 

Las siete dimensiones de este modelo deben implementarse con conciencia para asegurar el éxito del desarrollo de la gestión de las entidades públicas. 

En Pensemos tenemos años de experiencia trabajando con múltiples organizaciones públicas desde la Presidencia de la República de Colombia hasta el Ministerio de Salud de Colombia en la implementación de un software que les permita asegurar el éxito de la gestión desde su planeación, pasando por la implementación y volviendo siempre sobre los resultados en la evaluación y la retroalimentación. 

Contáctenos si quiere implementar el Modelo Integrado de Planeación y Gestión en su organización cumpliendo con cada una de las siete dimensiones desde el primer momento. Nuestros consultores lo asesorarán en la solución que se ajuste a las necesidades de su organización.

Por último, recuerde que puede suscribirse a nuestro blog y recibir directamente en su bandeja de entrada análisis y exposiciones sobre los temas más relevantes de la gestión empresarial.

Gestion Publica

Tags: Administración pública, Público

autor

Juana Wilches

Content Manager de X3media agencia Digital. Con título de literata y pasión por los temas digitales, me interesa la concepción y construcción de experiencias digitales que sean abiertas, realmente útiles, verídicas y valiosas. En mis horas lejos de la pantalla soy apasionada por el tarot, la literatura y la música.