Autor

Alineación Estratégica Total: 3 pilares para lograrla

Publicado por Javier Vesga el 25/05/21 12:30

Alineación estratégica total

Lecciones del éxodo

Imagine que usted es Moisés y que su empresa es el pueblo al que quiere llevar alineado a través del desierto en busca de la tierra prometida. Soñaba Moisés desde joven liberar a sus hermanos de la oprobiosa esclavitud. El emprendimiento cuando nace produce en todos una ensoñación, una ilusión, un sentimiento que finalmente busca su evento fundacional.

Para Moisés y los Hebreos ese evento fue la salida de Egipto. Para un emprendedor el evento puede ser abandonar un trabajo que no le gusta para desarrollar su propia idea de negocio, o en las puertas de la universidad decidir llevar adelante un sueño: tener su propia empresa. Después de crearla legalmente llega el primer contrato y todo es júbilo, todo es ánimo, el corazón bombea fuerte. Se ha fundado una nueva empresa y ahora los miembros de su equipo deberán contemplar juntos la visión, practicar con fervor unos valores y desarrollar una estrategia consciente. ¿Cómo lograr la dicha de tal alineación?

Alineación Estratégica Total

Hace casi 3.500 años que Moisés, sin la ayuda de Riaz Khadem (experto en desarrollo de la estrategia), tuvo que aprender las duras lecciones de la Alineación Total, pues al poco tiempo de haber salido en busca de la Visión y de haber visto los milagros de su emprendimiento, el proyecto se enlodaba en el rumor, la inconformidad y hasta la guerra interna.

Hoy, los empresarios y sus equipos viven situaciones similares cuando en el día a día plantean la alineación y aunque sueñan estar en unos años en tal o cual posición cuando empiezan a pasar los días, la mejor visión y los mejores planes, parecen naufragar.

Aunque ya ha sido citado el ejemplo del éxodo por muchos autores que desarrollan temas organizacionales, como Meryen Le Saget en su libro el Directivo Intuitivo, o Willian Bridges hablando de transición y cambio en las organizaciones, en esta ocasión Pensemos toma 3 elementos de alineación que debieron aprender los protagonistas del éxodo y que pasados tantos años, debemos aprender nosotros. Riaz Khadem, lo plantea con su propia historia empresarial en el libro y propuesta metodológica Alineación Total.

La visión se construye y se sostiene

En el éxodo de Moisés, la visión produce un “tire y afloje” dentro de un gran equipo en el que hombres, mujeres y niños pierden la ruta y el sentido, dando vueltas y vueltas por el desierto durante muchos años más que los previstos en la Visión. Es posible que esto esté pasando en su empresa y que descubra, después de un tiempo, que muchos no tienen clara la visión o que usted mismo ha perdido el foco.

En la metodología de Alineación Total es fundamental tener la visión general descompuesta en indicadores. Los indicadores de la visión deben ser observados por cada uno de los miembros del equipo como su granito de arena para esa construcción colectiva.

La visión que lidera el empresario y que está en su comprensión global de la organización, debe ser clara para todos los miembros de áreas y equipos, sabiendo cuál es el aporte de cada uno para alcanzarla.

Los tiempos cambian y la visión debe estar a la par con estos cambios, por lo cual su plazo normal va de 3 a 5 años, dependiendo del escenario y el momento evolutivo de cada organización. Cumplido dicho plazo se deben estrenar lentes, se debe revisar el entorno y plantear una visión renovada.

La herramienta para lograr esta renovación es el árbol de indicadores, en donde se conectan todos los objetivos estratégicos desde los diferentes procesos teniendo como centro la visión. En el árbol de indicadores, podemos ver cada área y sus propios objetivos, relacionada con el gran objetivo estratégico de la empresa, por lo cual se ve como un árbol invertido, en donde las ramas crecen hacia abajo, desde los indicadores de primer nivel, hasta diferentes variables.

Las preguntas clave de cada líder a su equipo pueden ser: ¿sabemos en dónde queremos estar en 3 o 5 años? ¿Sabemos cuántos pasos hemos dado hacia esa tierra prometida? ¿Sabemos por nuestros indicadores, cuán cerca o lejos nos encontramos de la visión?

Los valores se comprenden y se practican

El segundo pilar fundamental de toda Alineación Total son los valores, su conocimiento y vivencia. Para el pueblo que salió de Egipto estaba claro inicialmente que buscaba la libertad, sus miembros querían practicar sus propias costumbres, adorar fielmente a su Dios, labrar la tierra, pastorear sus rebaños y tener abundancia. Sin embargo, olvidaban esta meta a menudo, dejaban de ser coherentes y el resultado eran terribles tragedias y situaciones que retrasaban el cumplimiento de la visión.

Alineación Estratégica Total

Los valores son el marco ético de un grupo, en este caso de una organización, deben ser establecidos claramente, con un sustento filosófico y un marco teórico. Además, es importante su constante promoción a través de diferentes dinámicas creativas para que cada integrante de la empresa se familiarice con ellos, los comprenda y los practique gustosamente. No conocerlos, ni practicarlos rompe la Alineación Total y produce incoherencia, que pronto se ve reflejada en malos resultados pues terminaremos haciendo todo lo contrario a lo que pregonamos ser.

No nos imaginamos a Yves Saint Laurent mal vestido, con los zapatos sucios o a Coco Chanel con la falda torcida y el sombrero pañoso. Si cada miembro de equipo vive los valores y los refleja en su comportamiento la empresa mostrará una grata armonía.

Alineación Estratégica Total

Alineación Total es incluir en sus reuniones el punto de los valores, como herramienta para su promoción, comprensión y práctica coherente. Cada reunión le permite al líder ejercer su carisma en el punto de los valores, pero también, cuando se expone el mapa de desempeño, en su rol de jefe debe tomar en cuenta los buenos resultados de alguien o averiguar por qué cierto colaborador tiene problemas para cumplir; procurando apoyarlo, recordándole cierto valor, animándolo a capacitarse en algo, sugiriéndole la práctica de cierta metodología o rutina productiva.

La Alineación Total se integra en este aspecto con la Gestión Humana y no sólo dicta teóricamente unos postulados de valores muy bonitos, sino que los busca y los ofrece también a cada individuo como una oportunidad de crecimiento personal y profesional.

La promoción de los valores puede ser un aspecto diferenciador y un componente del salario emocional cuando los equipos logran integrarse con mucha confianza y se crean lazos de trabajo y amistad que perduran en el tiempo.

Generalmente los valores se profundizan y, aunque puede transformarse un poco el enfoque o descubrirse nuevos valores, si la empresa no cambia su ejercicio ni su sentido suelen ser los mismos en el tiempo.

La coherencia de los líderes es muy importante en este aspecto. ¿Quién iba a imaginar a Aarón adorando un becerro cuando Moisés bajara con las tablas de la Ley?

Es necesario preguntarnos constantemente si estamos siendo coherentes con los valores que promulgamos, por ejemplo ¿estamos ejerciendo el valor de la disciplina, el de la creatividad, el del gusto por el conocimiento al aprender cada día nuevas cosas, nuevas tendencias, mejores metodologías relacionadas con el campo que nos corresponde?

La estrategia se ejecuta

El principio de la vida es la estrategia y también lo es en las organizaciones pues ellas solo sobreviven si ejecutan correctamente la estrategia adecuada.

 

Alineación Estratégica Total

 

En el éxodo Moisés planteó su ruta para la salida de Egipto y la búsqueda de la tierra de la promesa, en una estrategia que combinaba lo humano y lo divino. En las organizaciones la estrategia pone a prueba el corazón, el ánimo, la eficiencia y el empeño de los colaboradores, para el desarrollo de las acciones en constante adaptación estratégica.

Si en el éxodo las soluciones venían un día por milagros y otro por acciones correctas del pueblo, en nuestras empresas deben estar guiadas por una estrategia alineada con la visión y su ejecución dinámica y creativa, en donde cada objetivo planteado se pueda observar, cada movimiento táctico se pueda evaluar y sepamos si estamos en un buen momento, nos hemos rezagado del mercado o nuestro producto se desactualizó y la estrategia corre peligro.

Aquí también debemos tener un árbol de indicadores de la estrategia, pues de nuevo son los indicadores los que nos permiten medir la estrategia. Salir de Egipto tuvo el cumplimiento de su primera estrategia, con celebración incluida, cuando Moisés y su pueblo lograron, con la estratégica ayuda divina, cruzar el Mar Rojo y dejar atrás a sus enemigos. En las empresas correctamente alineadas toda iniciativa escogida dentro de la estrategia debe tener un seguimiento a partir de indicadores de cumplimiento, desde su inicio, hasta que se complete.

Alineación Estratégica Total

De la suma de la visión, la cultura organizacional y sus valores, y la estrategia con su árbol de indicadores sale el Mapa de Alineación. Si en el árbol de indicadores se muestran claramente los objetivos estratégicos y sus diferentes variables, en el Mapa de Alineación podemos ver estos indicadores conectados a través de procesos y proyectos, con la Misión, la Visión y los valores organizacionales en el centro de todo el movimiento.

En el mapa estratégico se revisan los resultados parciales a través de reuniones de equipo, en donde se hacen ajustes y se toman medidas para seguir avanzando en la dirección correcta. También se avanza a través de reuniones verticales, en donde el líder toma en cuenta el caso de cada colaborador y haciendo una labor de acompañamiento, lo estimula a seguir mejorando.

La Alineación Estratégica Total es fundamental para el desarrollo y la ejecución de su estrategia, como lo fue durante el éxodo. Sólo cuando todos y cada uno de los miembros de su organización tienen clara su visión y actúan en coherencia con ella en sus labores diarias es posible alcanzar sus objetivos. En Pensemos lo sabemos y por ello hemos desarrollado una herramienta que facilitará y optimizará la Alineación Total. Con nuestra Suite Visión Empresarial garantice la ejecución de su estrategia y tenga una visualización tan panorámica o detallada como desee y haga un seguimiento óptimo. Contáctenos y con gusto lo asesoraremos para que pueda llevar su estrategia un paso adelante. Por último, recuerde que puede suscribirse a nuestro blog para tener información sobre este y otros temas de gestión empresarial.

New Call-to-action

Etiquetas: Planeación estratégica

autor

Javier Vesga

Javier vesga