Cuadro de Mando Integral: ¿Quiénes lo usan? Ejemplos

Publicado por Gabriel Roncancio el 30/07/19 8:05

 

EJEMPLOS CMI

El 70% de los líderes gastan menos de un día al mes en la revisión de la estrategia. En la elaboración y ejecución del plan estratégico de una organización está el secreto de su éxito. El Cuadro de Mando Integral es una metodología ampliamente difundida que usan las organizaciones para estructurar, analizar y ejecutar su estrategia. Resulta evidente que cada vez son más las organizaciones, tanto del sector público como privado, que están obteniendo los beneficios de implementar el Balanced Scorecard o Cuadro de Mando Integral. Hoy en Pensemos queremos contarle quiénes usan el BSC y cuáles son las razones por las que lo están haciendo. ¡Acompáñenos! 

¿Qué es el Cuadro de Mando Integral - CMI?

El Cuadro de Mando Integral, es un marco de trabajo de gestión de la estrategia, que se usa para definir y hacer seguimiento al cumplimiento de las metas estratégicas de una organización. Esta metodología, creada por Kaplan y Norton, permite estructurar los objetivos estratégicos de forma dinámica e integral, para probarlos, con base en un conjunto de indicadores de desempeño que evalúan el comportamiento de la organización y de todas las iniciativas estratégicas.

El CMI se basa en un correcto equilibrio y alineación entre los elementos de la estrategia a nivel general y los elementos operativos de la misma. Los elementos generales son: la misión (nuestro propósito), la visión (nuestra aspiración), los valores centrales (en qué creemos), las perspectivas y los objetivos. Por su parte, los elementos operativos son: los indicadores clave o KPI (ya sean indicadores inductores o de resultado) e iniciativas estratégicas (proyectos que ayudan a alcanzar sus objetivos).

Las razones por las que se construye un Cuadro de Mando Integral son:

  • Comunicar y estructura la estrategia.
  • Evaluar el desempeño de la estrategia.
  • Monitorear las tareas que se deben realizar para mejorar el desempeño de la organización.

De acuerdo al método estratégico del Cuadro de Mando Integral, la planeación estratégica de una organización debe construirse teniendo en cuenta cuatro perspectivas. Estas cuatro perspectivas pueden adaptarse para el análisis de diferentes organizaciones.

Cuadro de Mando Integral: ¿Quién lo usa?

El método BSC-CMI es usado por empresas privadas, entidades públicas y organizaciones sin ánimo de lucro a nivel mundial. Hemos basado algunas cifras de este artículo en la investigación realizada por 2GC, una firma consultora que desde el año 2009 viene haciendo anualmente estudios sobre el Cuadro de Mando Integral y el uso que las organizaciones hacen de él. Los resultados que enunciamos a continuación hacen parte del Balanced Scorecard Usage Survey 2018, que corresponden al último estudio realizado por la firma.

En el año 2018, participaron los managers de 47 países, distribuidos en organizaciones de la siguiente manera: 71% pertenecían al  sector privado y 29% del sector público y organizaciones sin ánimo de lucro; el 48% mencionaron estar en un rol de ejecución y el 61% señalaron que tienen mucho conocimiento del Cuadro de Mando Integral. 

Algunas de las conclusiones más relevantes son:

  • El CMI es ampliamente utilizado en norte, centro y sur américa:

CMI area geográfica

  • En su mayoría, las organizaciones que obtienen beneficios del método están conformadas por menos de 500 empleados:

CMI- Tamaño empresa



  • Dentro de las organizaciones, el BSC-CMI se usa principalmente a nivel ejecutivo y por gerentes funcionales. 
    CMI- quienes lo usan
  • El Cuadro de Mando Integral es usado por la mayoría de managers  para realizar la Planeación Estratégica y su segundo uso más común es para el reporte de información. 
    usos de CMI
  • Frente al diseño de los Cuadros de Mando Integral se evidenció que el equipo encargado de su uso frecuente generalmente también asume la responsabilidad de su estructuración y diseño, seguido de un equipo interno de la organización que no necesariamente es quien más lo usa. 
  • La actualización de los KPIŚ en el Balanced Scorecard se realiza usualmente de manera Bimestral en las organizaciones del sector público y privado. 

Ejemplos del Cuadro de Mando Integral: Sector Público y Privado

Mapa Estratégico de la Dirección de Planeación del Ministerio de Obras Públicas de Chile

 

Mapa Estratégico ZENÚ - Colombia 

  

Mapa Estratégico de Colegio General de Colegios Farmacéuticos

 

Mapa Estratégico Procuraduría General de la Nación 

 

Mapa Estratégico de Universidad de San Buenaventura (Medellin) 

 

Mapa Estratégico Comfenalco Quindio (Colombia) 

 

Cuadro de Mando Integral¿Por qué lo usan? 

Como hemos observado a lo largo de este artículo, el método de análisis Cuadro de Mando Integral permite crear valor en cualquier tipo de organización. El estudio de 2GC estableció también la valoración que las organizaciones tienen sobre la importancia que ha tenido el BSC-CMI dentro de su gestión, de modo que en su mayoría (77%) reportaron que su Balanced Scorecard era en extremo valioso y muy útil:

En ese sentido, en Pensemos hemos vislumbrado siete beneficios del uso del Cuadro de Mando Integral en las organizaciones:

1. Transformación de la visión en objetivos medibles

Una de las herramientas más importantes que introduce el Cuadro de Mando Integral son los indicadores (KPI’s) que deben reflejar la visión, pues conectan la estrategia con los planes de acción. Es decir, son los indicadores los que permiten monitorear de forma concreta el desempeño de los objetivos de la organización. Como medida de la gestión, los indicadores permiten optimizarla, ayudando a corregir errores y buscar siempre las estrategia correcta para el cumplimiento de las metas.  

2. Alineación de toda la estrategia

Como mencionamos anteriormente, el BSC permite traducir la visión de una organización en acciones concretas que ayudan al cumplimiento de metas. La metodología alínea todos los elementos que componen la planeación estratégica: Los indicadores están alineados con las iniciativas estratégicas, del mismo modo que las iniciativas lo están con los objetivos y las líneas estratégicas. ¿Qué quiere decir esto? que los esfuerzos de toda la organización están debidamente concentrados y alineados hacia la misma búsqueda de cumplimiento de metas. La configuración de un mapa estratégico organiza la estrategia de una organización en relaciones causa-efecto lo que fortalece el trabajo conjunto de todos los miembros pues evidencia las relaciones entre los esfuerzos de unos y otros.

3. Optimización de la comunicación entre miembros de la organización.

La implementación de la metodología Cuadro de Mando Integral está acompañada de la creación de un mapa estratégico que permite una representación visual de toda la estrategia de la organización. ¿Por qué el mapa estratégico es beneficioso desde el punto de vista de medición? Porque permite la comunicación de forma sencilla de la estrategia con todos los miembros de la organización, lo que implica que todos tendrán claridad sobre la visión. Asimismo, si la comunicación interna se optimiza, cada miembro podrá transmitir de forma más eficiente el avance que ha tenido en sus labores en relación con el cumplimiento de metas. En este sentido, el seguimiento de actividades es mucho más efectivo y se puede tener certeza de cuáles son específicamente las actividades que están retrasando el desempeño de la organización.

4. Estimulación de transformaciones estratégicas

Uno de los beneficios más importantes del Cuadro de Mando Integral, y al que no suele dársele mucha relevancia, es la capacidad de aprendizaje que promueve. La metodología del Cuadro de Mando Integral fortalece el aprendizaje por medio de lo que se conoce como el “double-loop learning” o aprendizaje de doble bucle en español. Usualmente, cuando una organización detecta un error en alguna de sus operaciones la corrige inmediatamente, pero no suele investigar por qué ha existido esta falla, es decir, no se remite a lo estructural sino que únicamente soluciona lo operacional. El aprendizaje de doble bucle promueve la reflexión basada en las experiencias previas, por lo que su resultado será realizar cambios, incluso, a los mismos pilares estratégicos para optimizar el funcionamiento global de la organización.

5. Da estructura a su estrategia

El Balanced Scorecard es una forma estructurada y lógica de ayudar a los líderes de su organización a garantizar que todas las áreas de la organización estén cubiertas de una manera fácil de entender. Esta metodología ayuda a mantener sus objetivos en el centro, usa mediciones específicas para seguir el progreso y hace seguimiento a las iniciativas estratégicas para rastrear acciones, esta es una estructura que los que usan el BSC conocen y aman.

6. Mantiene su estrategia a la vista y como foco de la generación de estadísticas

Todos hemos vivido la frustrante circunstancia en que nuestra organización construye un minucioso plan estratégico, para luego imprimirlo, encuadernarlo, y luego nunca volverlo a ver. Dentro del CMI es esencial realizar la revisión periódica de su estrategia, y esto solo puede hacerlo si su estrategia está organizada como lo mencionamos arriba. Las reuniones de análisis estratégico o RAEs en forma mensual o trimestral, combinadas con una actualización anual de la estrategia, le garantizarán que vuelva a referenciar su estrategia con regularidad y la vuelva el foco de su proceso de generación de estadísticas e indicadores clave. El proceso de revisión de la estrategia le dará vida a la misma y hará que ella haga parte de la forma en que administra su organización. Además, sabrá cuál es el estado actual de cumplimiento en la ejecución de la misma, con lo cual estará en una mejor posición para cumplir sus objetivos.

7. Mejor gestión de la información

El Balanced Scorecard ayuda a las organizaciones a diseñar indicadores clave de desempeño para cada uno de los objetivos estratégicos. Esto asegura que la organización y cada una de sus áreas están midiendo lo que es realmente importante. Con base en nuestra experiencia, hemos encontrado que las organizaciones que aplican el BSC tienden a tener procesos de gestión de la información de alta calidad y presentan un mejor proceso de toma de decisiones.

 


En Pensemos contamos con más de  20 años de experiencia ayudando a mejorar la ejecución estratégica de nuestros clientes. Esperamos que este artículo sobre la utilidad del Cuadro de Mando Integral, le ayude a la creación e implementación de la metodología para su organización. Recuerde que puede suscribirse al blog de Pensemos para conocer más sobre el Cuadro de Mando Integral y la planeación estratégica. También puede contactarnos si desea conocer más de nuestros servicios y sobre nuestro software de Balanced Scorecard que le entregará una visión mucho más detallada de todo el desempeño de su organización. Cuéntenos sus opiniones y estaremos atentos a responderlas.

New Call-to-action

 

Etiquetas: Balanced Scorecard, Cuadro de mando integral